FRASES CÉLEBRES Y COMENTARIOS DEL 220 AL 230

Comentario 3"Del ajedrez ese juego de cálculo por excelencia!, forma parte la suerte, la suerte y la suerte”.

TARTAKOWER SAVIELLY

"EL ajedrecista se halla permanentemente ante dos problemas

  1. a)¿Qué debo hacer?
  2. b)¿Cómo debo hacerlo?”.

EUWE MAX

Comentario 1"El ajedrez actual está muy marcado por el dinamismo, por una lucha a cuartel por la iniciativa, en donde el tiempo es más valioso que el material. Es fácil encontrar ejemplos de buenas partidas así en la élite mundial, pero más difícil es encontrar partidas bien jugadas a nivel club".

MAU OROZCO

"El ajedrez agita la imaginación lo mismo que la sonrisa de una bella muchacha”.

TAL MIKHAÏL

El ajedrez como ciencia y deporte ejercita la mente”.

MARCELINO GALINDO

"El ajedrez como ciencia y deporte está dotado de una serie de virtudes y capacidades del todo positivas para el normal y mejor desarrollo de los niños y niñas y que asimismo tiene una base sólida de equilibrio en los momentos más difíciles y delicados en las primeras enseñanzas de los jóvenes que es, sin duda alguna, el período más complejo para recibir la docencia”.

 

MARCELINO GALINDO

Comentario 4"El ajedrez como ciencia y deporte genera en los niños y niñas un carácter y una actitud tremendamente positiva de cara a la vida, de cara a la sociedad, de cara a su propio comportamiento; les hace más humanos, mucho más solidarios y, desde luego, mucho más fraternos y más inteligentes”.

 

MARCELINO GALINDO

"El ajedrez como ciencia y deporte genera en los niños y niñas un carácter y una actitud tremendamente positiva de cara a la vida y a la sociedad”.

 

MARCELINO GALINDO

Comentario 2"El ajedrez como ciencia y deporte genera en quienes lo practican una alta actividad formativa”.

MARCELINO GALINDO

"El ajedrez como ciencia y deporte genera en quienes lo practican un recreo y sana ocupación del tiempo libre”.

MARCELINO GALINDO

"El ajedrez como ciencia y deporte genera en quienes lo practican un método lógico de razonamiento”.

 

MARCELINO GALINDO