FORGOT YOUR PASSWORD?

*

El Ajedrez en la escuela

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

EL FINAL DE TODAS LAS GUERRAS

Publicado por en en Cuentos y poesias
  • Tamaño de fuente: Mayor Menor
  • Visitas: 3208
  • 1 Comentario
  • Suscribirse a las actualizaciones
  • Imprimir

Estos cuentos y poemas que se mostrarán en este blog corresponden a trabajos realizados por alumnos, en el Primer concurso de CUENTOS Y POESEÍA DE AJEDREZ organizado por el CENTRO CÍVICO SUÁREZ NARANJO de Las Palmas de Gran Canaria.

Quizá puedan parecer trabajos con poco rigor literario, pero hay que tener en cuenta la edad de los alumnos que participaron en dicho proyecto. He preferido, por una cuestión más emocional que profesional, transcribirlos en su forma original.

¡Que disfruten su lectura! 

 

¡EL FINAL DE TODAS LAS GUERRAS!

         El final de todas las guerras 1Había una vez dos reyes buenos pero sus reinos eran pequeños. Ambos reinos cabían en un tablero de 64 casillas. Querían lo mejor para sus súbditos y por eso hacían guerras muy duras.

         Morían muchos nobles y plebeyos: caballeros, alfiles y peones y gastaban los pocos recursos que tenían en armas, torres y castillos.

         Un día la reina blanca le dijo a su rey:

         - Estoy harta de tanta guerra. ¿Por qué no dejamos las guerras de una vez?

         Y el rey le dijo:

         - Porque con más tierras seremos más ricos.

         El final de todas las guerras 5La reina respondió:

         - Podríamos llegar a un acuerdo con el rey y la reina de negros y repartir el tablero en dos partes iguales. Uno se queda con las tierras del norte  y otro con las tierras del sur.

         - Pero mujer - dijo el rey blanco - tú sabes que las tierras del norte son más fértiles que las del sur, porque llueve más. ¿A quién le darás las tierras del norte?

         - Se puede echar a suerte- dijo la reina.

         - Pero al rey que le toque el sur no se quedará contento y continuarán las guerras - dijo el rey.

          ¿Entonces cómo lo solucionaremos? 

         El final de todas las guerras 9Fue entonces cuando llamaron al caballero negro, el más listo del reino. Y el caballero negro encontró la solución. El reino estaba dividido con tierras en casillas blancas y otras en casillas negras. El reino blanco cultivará las tierras en casillas blancas y el reino negro las tierras en casillas negras. Y todos trabajarán juntos y en paz y siempre se ayudarán para hacer que las tierras sean más productivas y los dos reinos más ricos. Y nunca más habrá guerras.

          Y todos aplaudieron la brillante idea que había tenido el listo caballero negro.

         El final de todas las guerras 13 Y colorín colorado este cuento se ha terminado.

         Telde, a 19 de abril de 2014.

Alfredo Rodríguez Allouh, 3º B.

C:E.I.P. MARÍA AUXILIADORA TOMÁS MORALES, LAS PALMAS.

        

0

Comentarios

  • Invitado
    Gonzalo Ramos Aranda Lunes, 27 Abril 2015

    AJEDREZ

    “Al ajedrecista, su ingenio lo asista.”

    El juego maestro,
    mágico ajedrez,
    piezas de alabastro
    tienen altivez.

    Monarca la clave,
    la reina lo sabe,
    dos torres gemelas
    serán sus estrellas.

    Alfiles gloriosos,
    poder con caballos,
    peones enjundiosos
    son grandes vasallos.

    Partida de Dioses,
    humanos sin poses,
    en terso tablero,
    partiendo de cero.

    Con la inteligencia
    de su quintaesencia.
    usar el cerebro,
    ¡la mente celebro!

    Ir multiplicando,
    un ocho que brega,
    por ocho ganando,
    cual buen estratega.

    Son sesenta y cuatro
    casillas alternas,
    blancas que idolatro
    mis negras fraternas.

    En toda apertura
    fuera la premura,
    no desesperar,
    pensar al actuar.

    Estar concentrado,
    bien posicionado,
    evitando craso error,
    ese “mate del pastor”.

    Quien tiene talento
    debe de triunfar,
    el que estudia, atento,
    no puede fallar.

    Saber defender,
    la meta es vencer;
    luego, al atacar,
    tacto destacar.

    Ver para adelante
    al retroceder,
    practicar variantes,
    nunca hay que ceder.

    La dama preciosa,
    grácil mariposa,
    móvil, intuitiva,
    a victoria aspira.

    Táctica, estrategia,
    perspicacia regia,
    férrea iniciativa
    rivales cautiva.

    Emplear la conciencia,
    bizarra experiencia,
    el Rey proteger,
    para no perder.

    Respetar el tiempo,
    sabio pasatiempo,
    reloj, porque somos . . .
    aliados de Cronos.

    Tablas, fiel madera,
    contrarios modera,
    que no haya encono,
    si llega abandono.

    Enroque, gambito,
    a triunfar te invito,
    lograr jaque mate
    al fin del combate.

    Apretón de manos . . .
    torneos de hermanos,
    sin suerte, ni azar,
    competir, gozar.

    Ante la derrota,
    alma queda rota,
    tendrá que ser digna
    para esta consigna:

    Jugador de ciencia,
    deporte y paciencia,
    cuadrado fue cancha,
    ¿aceptas revancha?

    Los Clubes formar,
    la Unión afirmar,
    ¡por siempre ajedrez,
    . . . para la niñez!

    Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda
    México, D. F., a 13 de octubre del 2008
    Dedicado a mi padrino, gran jugador de ajedrez, Don Rodolfo Galindo Arellano
    Reg. SEP Indautor No. 03-2008-101313351700-01

Deja tu comentario

Invitado Martes, 18 Enero 2022
TOP