FORGOT YOUR PASSWORD?

*

El Ajedrez en la escuela

  • Inicio
    Inicio Aquí es donde puedes encontrar todas las publicaciones del blog.
  • Categorías
    Categorías Muestra una lista de categorías de este blog.
  • Etiquetas
    Etiquetas Muestra una lista de etiquetas que se han utilizado en el blog.
  • Bloggers
    Bloggers Busca a tu blogger preferido.
  • Blogs de Equipo
    Blogs de Equipo Busca tu equipo de blog preferido aquí.
  • Acceder
    Login Tu cuenta

PRIMER CONCURSO DE CUENTOS Y POESÍAS ONLINE

EL AJEDREZ Y EL ETERNO DILEMA

"En un país muy lejano había un gran valle rodeado de montañas. En la cima de una montaña había un castillo de color blanco y, frente a él, había otro de color negro...

AJEDREZ Y ETERNO DILEMA 1Todas las mañanas al salir el sol, los habitantes de cada Castillo miraban al otro con cierta envidia. Un día llegaron a un acuerdo: se reunirían en un campo neutral para así conocerse entre vecinos.

Dispusieron un enorme espacio en el que alternaron cuadros blancos y negros, y se dispusieron unos y otros a cada extremo.

Los blancos tuvieron la idea de acercarse al rey negro para que los aceptase como súbditos y así vivir en ese preciado castillo; los negros interpretaron este masivo avance como un ataque y se pusieron a la defensiva.

AJEDREZ Y ETERNO DILEMA 3Se desencadenó una gran batalla, pero las blancas lograron imponerse y apresaron al rey de las negras, y junto a él marcharon al castillo negro. Los negros se fueron a vivir al castillo vacío blanco.

Siglos después y cada mañana al salir el sol… tanto las blancas como las negras, miran con pena y algo de envidia a su antiguo castillo y piensan en cómo conseguir una cita con sus vecinos y así poder conocerse.

Alfonso Sanz Toledano

Visitas: 3317
0

PRIMER CONCURSO DE CUENTOS Y POESÍAS ONLINE

EL ENFRENTAMIENTO ETERNO

        “En un país muy lejano había un gran valle rodeado de montañas. En la cima de una montaña había un castillo de color blanco y, frente a él, había otro de color negro”. Sus reinos estaban enemistados desde hacia tantos milenios ya, que no se acordaban sus descendientes del motivo que les llevo a odiarse hasta límites insospechados.

EL ENFRENTAMIENTO 1En medio de aquellas cimas nevadas  se levantaban frondosos árboles, y entre ellos crecían las flores más caprichosas que hubieran existido jamás, cubriendo con la hermosura de sus inmensos colores, la hierba que se dejaba vislumbrar en azotes parciales en los que la brisa, removía aquel paraje magnífico y lleno de grandiosidad.

        Pero todo era engañoso visto desde las elevadas nubes, dado que cada ciertas décadas, después de que se recuperasen ambos reinos de las embestidas que se causaban, por saberse quién de los dos debía gobernar aquel país de ensueño.

ENFRENTAMIENTO 3Retomaban las armas y la estrategia de los mayores cerebros al servicio de sus Reyes, comenzando a maniobrar con sus tropas en aquel campo que virgen nuevamente tras sanarse de las heridas sufridas en el pasado, volvían a padecer el paseo de unos infantes peones, que sacrificados en su esencia mínima, soñaban con alcanzar la realeza absoluta si con su sacrificio lograban romper la fortaleza estructural que protegía a las coronas vigilantes desde aquellos castillos  enrocados en lados opuestos, en los que se sentían en cierta medida protegidos de las afrentas que se producían en un terreno lleno de maniobras casi cuadriculadas basadas en las mismas líneas teóricas en las que se habían visto desembocando en el pasado, según contaban los últimos sobrevivientes de las mismas.

        ENFRENTAMIENTO 6La caballería marcaba entre relinchos de unos animales desesperados por verse nuevamente siendo los más sacrificados en esas luchas sin cuartel, donde dos contendientes lo daban todo, en busca del éxito definitivo de doblegar al enemigo según iban avanzando los movimientos estratégicos, en los que algunos compañeros de pie y otros que portaban entre sus manos la cruz de un mismo protector celestial, se veían tendidos entre una hierba floreada y pisoteada, o siendo arrastrados lejos del núcleo sangriento donde se concentraba lo más salvaje del enfrentamiento.

ENFRENTAMIENTO 7Terminando como meros espectadores del desenlace final, a esa cruda realidad en la que se veían acabando cada cierto tiempo, por un par de orgullosos monarcas, que creyéndose dominadores de todo lo que les rodeaba, olvidaban que el uno sin el otro, no tendrían sentido para existir, ni ellos ni sus mismos herederos al trono.

        Apenas quedaban en el campo de batalla, las suficientes unidades para decantar aquel duradero entuerto, en el que ambos se habían vuelto a encerrar de forma ensimismada, sin ver nada más allá de lo que en el valle se producía.

ENFRENTAMIENTO 8Ambos Reyes terminaron quedándose casi a solas, con un par de soldados que seguían peleando a muerte, pero sin conseguir ninguno de ellos, doblegar al otro bajo la furia de su acero. Siendo observados sin poder alcanzarles por sus creencias, por un par de miembros de la Iglesia, que sostenían entre sus manos los estandartes en los que se podían reflejar dentro de lados opuestos, y agotados por el devenir sin sentido de un viaje sin objetivos infieles a los que obligar a rendirse a sus creencias, y terminaron arrodillándose en señal de clemencia.

        ENFRENTAMIENTO 4Ambos Reyes apoyados en los hombros de sus amadas esposas, terminaron comprendiendo que no había mucho más que dar en aquella noche teñida de rojo, en el que algunas estrellas hacían un gran esfuerzo por dejarse contemplar por los pocos que tenían todavía ojos para ver.  Así que se encaminaron al centro de aquel paraje destruido de su frondosidad, donde litros de sangre vertida cubrían los pétalos de unas pobres flores mancilladas, atrapadas entre unas hierbas que aplastadas, servían de cementerio para las pocas maravillas naturales rendidas bajo los pies de unos infantes o las pezuñas de unos majestuosos caballos, que durante horas fueron rindiéndose a la evidencia de que la magia de aquel enfrentamiento, encontró también la gloria en un acuerdo de paz que esperaban fuese duradero.

ENFRENTAMIENTO 9Donde unas majestuosas torres, a pesar de encontrarse en ciertas ruinas, todavía servirían para resguardar a los pocos sobrevivientes, de cara a otro encuentro que les llevaría al mismo infierno, y al mismo resultado en el que se enfrentarían otros genios del tablero. Quizás sus hijos, o tal vez, sus nietos.

        Irún a, 18/12/2016.

        Autor: Ricardo Campos Urbaneja. 

Visitas: 3227
0

I PRIMER CONCURSO DE AJEDREZ ONLINE

CUENTOS Y POESÍAS DE AJEDREZ.

Castllo 3El Grupo "EL AJEDREZ EN LA ESCUELA" quiere hacerles partícipes de un nuevo concurso de "CUENTOS Y POESÍAS DE AJEDREZ"

El Grupo propone como inicio del cuento lo siguiente:

Castillo 1"En un país muy lejano había un gran valle rodeado de montañas. En la cima de una montaña había un castillo de color blanco y, frente a él, había otro de color negro...

Te corresponde seguir a ti.

Si te animas lo puedes enviar a esta dirección de correo:

apoloniodomingo@hotnail.com

Castillo 2Como premio a la colaboración todos los cuentos tendrán una suscripción gratuita a la página:

http://www.elajedrezenlaescuela.com

PLAZO DE PRESENTACIÓN: 10 de enero de 2017.

Saludos cordiales.

Apolonio Domingo.

Visitas: 3632
0

El amigo Óscar Tunales Cruz nos envía esta poesía. Espero que les guste.

Peón de Sí (poema de ajedrez)

Peón 1¿Qué tan grande es el universo?

¡Depende de la percepción del individuo!

Vida...muerte.

Decisiones, consecuencias, arrebatos y osadía.
Sacrificios incongruentes, amenazas latentes.

Si pudiese ser lo no se es, pero se sueña.
Quisiera ser un peón de ajedrez.

Aquel diminuto y fiel soldado, escudero y atrevido.
Aquel pequeño que nunca huye, que nunca retrocede.

Que no brinca sus obstáculos, por contrario los encara y los domina.
Que no teme por su tamaño ni por sus limitantes.

Peón 2Aquél que siempre va de frente.

Aquél que sueña con llegar a la octava línea,
pues solo así podrá regresar a casa, a su casilla de origen.

Convertido en galante caballo o en osado alfil.
En torre guardián o en dama valiente.

¿Quién dice que ninguna de las demás piezas fue primero un peón?
El rey mismo pudo ser un peón, sin miedo y sin complejos.

Sí, quisiera ser un peón en este ajedrez, en esta vida.

Un valiente, un atrevido que no teme a su destino.
Qué puede que muera en su intento, pero intenta.

¡Si! Un peón que no se limite a su naturaleza pasiva,
qué sea atrevido en sus actos y firme en sus ideales.

No importan las partidas que pierda.
¡No importa cuántas veces me capturen!

Peón 3Este peón algún día podría ser más que un rey.
¡Algún día podrá salir de su tablero
y encontrarle nuevas formas al universo!

Y este peón entonces tendrá su propio ajedrez.
Ninguna mano atrevida manejará su destino.

¡No dependerá de reglas ni paradigmas!
¡Será libre y entonces, se sentará frente a un tablero,
y comenzará su propia partida de ajedrez!

Peón 4De su mano dependerá el destino del rey, del caballo.
De la dama, del alfil. ¡De la torre, de más peones que,
al igual que él, luchan por convertirse en algo más que un rey!

Sí, por ahora soy solo un peón.

¡Pero ordenen las piezas, que el peón

está por comenzar su propia partida de ajedrez!

Autor: NasDlo 

Visitas: 4410
0

AJEDREZ

“Al ajedrecista, su ingenio lo asista”.

El juego maestro,
mágico ajedrez,
piezas de alabastro
tienen altivez.

Monarca la clave,
la reina lo sabe,
dos torres gemelas
serán sus estrellas.

Ajedrez 1Alfiles gloriosos,
poder con caballos,
peones enjundiosos
son grandes vasallos.

Partida de Dioses,
humanos sin poses,
en terso tablero,
partiendo de cero.

Con la inteligencia
de su quintaesencia.
usar el cerebro,
¡la mente celebro!

Ir multiplicando,
un ocho que brega, 
por ocho ganando,
cual buen estratega.

Ajedrez 2Son sesenta y cuatro
casillas alternas,
blancas que idolatro
mis negras fraternas.

En toda apertura
fuera la premura,
no desesperar,
pensar al actuar.

Estar concentrado,
bien posicionado,
evitando craso error,
ese “mate del pastor”.

Quien tiene talento
debe de triunfar,
el que estudia, atento,
no puede fallar.

Ajedrez 6Saber defender,
la meta es vencer;
luego, al atacar,
tacto destacar.

Ver para adelante
al retroceder,
practicar variantes,
nunca hay que ceder.

La dama preciosa,
grácil mariposa,
móvil, intuitiva,
a victoria aspira.

Táctica, estrategia,
perspicacia regia,
férrea iniciativa
rivales cautiva.

Ajedrez 5Emplear la conciencia,
bizarra experiencia,
el Rey proteger,
para no perder.

Respetar el tiempo,
sabio pasatiempo,
reloj, porque somos . . .
aliados de Cronos.

Tablas, fiel madera,
contrarios modera,
que no haya encono,
si llega abandono.

Enroque, gambito,
a triunfar te invito,
lograr jaque mate
al fin del combate.

Ajedrez 6Apretón de manos . . .
torneos de hermanos,
sin suerte, ni azar,
competir, gozar.

Ante la derrota,
alma queda rota,
tendrá que ser digna
para esta consigna:

Jugador de ciencia,
deporte y paciencia,
cuadrado fue cancha,
¿aceptas revancha?

Los Clubes formar,
la Unión afirmar,
¡por siempre ajedrez, 
. . . para la niñez!

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda 
México, D. F., a 13 de octubre del 2008
Dedicado a mi padrino, gran jugador de ajedrez, Don Rodolfo Galindo Arellano

Visitas: 3588
0
TOP